FORMATIVO: DISCERNIMIENTO, INTROUDCTORIO, FILOSOFÍA Y AÑO DE RESIDENCIA EN PARROQUIA

Escrito por admin el . Posteado en Proyectos formativos, Subsidios

Seminario DiocMayor
Jesus Buen Pastor – Rio Cuarto

Primera etapa: DISCERNIMIENTO
VIRTUDES: Prudencia y Fe
OBJETIVO DE LA ETAPA:

Que el seminarista discierna inicialmente su opción vocacional. 

ACTITUDES:

Descubrir la voz de Dios en la propia historia.
Estar disponible para discernir esa voz. 

INDICADORES

1) Escribe los cuadernillos.
2) Participa de las entrevistas y convivencias.
3) Habla con su director espiritual frecuentemente.
5) Realiza los ejercicios de oración entregados.
5) Participa de algún apostolado parroquial.
6) Dialoga con su párroco.
7)Habla sobre su oración personal.
8) Participa con apertura de las entrevistas con la psicóloga.

MEDIOS

1) Convivencias y retiros
2) Cuadernillos.
3) Presentación del párroco.
4) Psicodiagnóstico y apto físico.
5) Entrevistas con formadores.
6) Meditaciones bíblicas.
7) Carta al Sr. Obispo.
8) Celebraciones.
9) Dialogo con la familia.
10) Trabajo apostólico.
11) Tarea del equipo vocacional (visitas a las parroquias, convivencias, etc.).
12) Dirección espiritual.


Segunda etapa: INTRODUCTORIO

VIRTUDES: Fe y Prudencia
OBJETIVOS DE LA ETAPA

1° Que el seminarista consolide su opción por el sacerdocio ministerial.
2° Que reconozca sus dificultades humano- espirituales.

ACTITUDES

a) Descubrir en la propia identidad los rasgos del sacerdocio diocesano.
b) Experimentar la alegría de orientar su vida al sacerdocio.

a) Reconocer inicialmente desde la fe los obstáculos personales para responder libremente al llamado.
b) Estar dispuesto a poner los medios para superar lo obstáculos.

INDICADORES

1- Completa la autobiografía.
2- Esboza un proyecto personal de vida.
3- Se lo ve a gusto en las celebraciones litúrgicas.
4- Habla sobre sus dificultades.
5- Hace preguntas sobre la diócesis.
6- Cuenta cosas de su parroquia.
7- Participa de la oración comunitaria y es puntual.
8- Tiene momentos de oración personal.
9- Cuida los momentos de silencio.
10- Toma y comparte con sencillez y generosidad los alimentos.
11- Respeta la intimidad y libertad de los demás.
12- Valora las opiniones y criterios diferentes.
13- Sonríe y se lo ve a gusto y distendido.
14- Tiene gestos cotidianos de servicio.
15- Celebra comunitariamente los acontecimientos importantes.
16- Dialoga con todos.
17- Pide perdón y perdona.
18- No se avergüenza de su familia.
19- Corrige con amabilidad y recibe con humildad las correcciones.
20- Tiene iniciativa y es responsable en el trabajo.
21- Dedica tiempo a cualquiera sin excluir a nadie.
22- Evita comportamientos torpes o groseros.
23- Acepta con sencillez las bromas.
24- Es ubicado a la hora de corregir a los demás.
25- Es abierto y sincero con formadores, compañeros y entorno.
26- Acepta confiadamente las actividades formativas.
27- Capta el sentido de todos los estudios en las diversas etapas de la formación.

MEDIOS

1- Psicodiagnóstico.
2- Proyecto Personal de Vida (PPV).
3- Proyecto Comunitario de Vida (PCV).
4- 2° Autobiografía.
5- Convivencias de fin de semana.
6- Retiros.
7- Entrevistas con el formador y trato con los otros.
8- Dirección Espiritual.
9- Reuniones de comunidad.
10- Dinámicas de grupo.
11- Misiones.
12- Visitas a enfermos y ancianos.
13- Clases.
14- Terapias para algunos casos.
15- Celebraciones.
16- Misas, adoraciones y rezo del rosario.
17- Deporte.
18- Estudio del Catecismo.
19- Vacaciones en Las Peñas.
20- Trabajo manual.
21- Evaluación de la etapa como condición para la siguiente.
22- Contacto pastoral de los formadores con las familias.
23- Contacto informal con comunidades (fiestas patronales, peregrinaciones, movimientos eclesiales, etc.).
24- Informe del encargado de comunidad.


Tercera etapa: FILOSOFÍA

VIRTUDES: Templanza y fortaleza
OBJETIVO DE LA ETAPA

Que el seminarista alcance un desarrollo humano básico y aceptable, en su modo de vivir el placer y la dificultad. 

ACTITUDES

1°- Aceptar con mayor lucidez la necesidad de superar sus inconsistencias.
2°- Desear sinceramente los primeros resultados de un proceso continuado de maduración.

INDICADORES

1. Revisa periódicamente su Proyecto personal de vida.
2. Comenta nuevos descubrimientos sobre sus inconsistencias.
3. Encuentra cada día momentos de oración y de reflexión.
4. Ordena sus tiempos y actividades.
5. Realiza con responsabilidad sus tareas.
6. No deja de realizar tareas por cansancio u otra dificultad.
7. No huye de las tensiones propias de las relaciones humanas.
8. Se lo ve reaccionar adecuadamente ante diversos desafíos.
9. Responde con apertura y docilidad ante sugerencias, pedidos o correcciones.
10. No disimula los propios errores y habla de lo que aprende de ellos.
11. No tiene gestos de desprecio hacia los diferentes.
12.No molesta ni perturba a los demás con sus hábitos.
13.Resuelve algunos conflictos familiares.
14.No es posesivo ni absorbente en sus relaciones.
15.Es respetuoso a la hora de expresar y vivir sus dificultades en cuanto a la obediencia.
16.Le encuentra sentido a lo “no negociable” (silencio, Misa, oración, comidas, clases, estudio).
17.Es compasivo ante la inconsistencia de los demás.
18.Afianza su dirección espiritual.
19. Vive con austeridad.
20. No fuma con exceso.
21. Tiene un trato normal y libre con la mujer (sin seducir ni evitarlas, prudente en el diálogo y los gestos).
22. Reconoce y procura evitar la ambigüedad en las manifestaciones afectivas.
23. Habla a tiempo sobre sus conflictos afectivos y sexuales.
24. Une a la comunidad, no se aísla, ni es indiferente.
25. No responde con agresiones verbales.
26. Dialoga con todos, es cordial y respetuoso.
27. Acepta confiadamente las pautas formativas.
28. Aporta soluciones o sugerencias en las dificultades del seminario.
29. Maneja la susceptibilidad frente a estímulos externos.
30. Respeta y cuida los bienes materiales de la casa.
31. Comienza a tener el hábito de la reflexión personal en las asignaturas correspondientes.
32. Disfruta con moderación las comidas y bebidas.
33. Tiene capacidad de empatía.
34. No escandaliza con palabras o hechos.
35. Dialoga con el párroco y los fieles laicos.
36. Prepara con interés la pastoral.

Cuarta etapa: RESIDENCIA EN PARROQUIA

VIRTUDES: Fortaleza y Templanza
OBJETIVO DE LA ETAPA

Que el seminarista constate y profundice su madurez humana en el contexto de la vida parroquial.
ACTITUDES 

Reconocer cómo las propias inconsistencias se manifiestan en las relaciones y actividades de la vida parroquial.
Buscar con creatividad y empeño nuevos comportamientos en coherencia con las virtudes propuestas. 

INDICADORES

1. Resalta las virtudes de las personas con quienes convive y excusa sus defectos.
2. Tiene espíritu de diálogo y toma la iniciativa cuando es necesario.
3. Tiene gestos concretos y espontáneos de servicio humilde.
4. Se preocupa por el cuidado de los bienes parroquiales.
5. Evita gastos superfluos en el uso de los bienes parroquiales (auto, teléfono, etc.)
6. Es sobrio y no se preocupa mucho por dinero, comida, ropa, etc.
7. Se lo nota alegre y distendido en las actividades.
8. Tiene buen humor y no es quejoso.
9. Dedica el tiempo suficiente a la recreación personal sin obsesionarse por ella.
10. Es creativo y responsable para buscar tiempo de estudio y oración
11. Tiene disponibilidad e iniciativa en las tareas pastorales
12. No expresa nostalgia por la vida del Seminario.
13. Es capaz de relacionarse con personas ajenas a la estructura parroquial.
14. Participa en acontecimientos sociales distintos de las actividades parroquiales.
15. Trata frecuentemente con adultos varones.
16. Tiene un trato normal con la mujer: No es seductor ni misógeno.
17. Se lo ve disponible con todos.
18. No acude a chismes o calumnias para descargar su ira.
19. Ante las dificultades no se desestructura y busca soluciones sin invadir a otros.
20. Organiza su tiempo no asumiendo tareas que no puede y no le corresponde hacer.
21. Sabe ordenar sus actividades y cosas.
22. Disfruta de variedad de expresiones culturales y artísticas.
23. Tiene un trato amable, delicado y respetuoso.
24. Trata de cultivar su buen gusto y sentido estético.
25. Acostumbra dar gracias.
26. Es capaz de escuchar y no apabulla con sus palabras y obsesiones.
27. Es capaz de renunciar a sus propias opciones y gustos en orden a proyectos comunes (parroquiales, decanales, etc.)
28. Respeta las ideas diferentes de los demás.
29. Tiene gestos de aprecio y amistad hacia los sacerdotes.
30. Consulta antes de tomar decisiones.
31. Dialoga con el sacerdote sobre la marcha de sus actividades.
32. Dialoga sobre sus fragilidades y dificultades.
33. Es decidido, no se paraliza por temores o ante personas de carácter.
34. Se ocupa de las cosas sagradas y encuentra tiempo para hacerlas con dignidad y sin ansiedad.

  • MEDIOS
  • Actividad pastoral intensa.
  • Trato frecuente con el mundo del dolor (hogares pobres, velatorios, Cáritas, etc.).
  • Tareas manuales sencillas.
  • Diálogo frecuente con el párroco.
  • Diálogo al menos mensual con el formador.
  • Diálogo frecuente con el director espiritual.
  • Reuniones formativas mensuales.
  • Actividades prácticas indicadas por el formador.
  • Retiros.
  • Una convivencia.
  • Las materias de 1ro. de Teología, particularmente orientadas a la pastoral y al diálogo con el mundo.
  • Proyecto personal de vida.
  • Cronograma a presentar al formador
  • Proyecto pastoral completo para cada actividad pastoral.
  • Evaluaciones de las actividades pastorales (tres veces al año).
  • Evaluación general de julio y noviembre con el párroco y el formador.

"Trackback" Enlace desde tu web.